Adrián Ortiz se convierte en jugador oficial de Helvetia Anaitasuna

El canterano, tras superar los diez partidos con el primer equipo, firma un contrato para lo que resta de temporada

En una muestra más de la importancia que Helvetia Anaitasuna concede a su cantera, un nuevo jugador procedente de ella se ha convertido en integrante oficial del primer equipo. Adrián Ortiz Echávarri, de 23 años, ha firmado un contrato para lo que resta de temporada, aunque la previsión tanto del club como del propio extremo izquierdo es que la vinculación siga alargándose en futuras campañas.

Natural de Pamplona, de 1,93 metros y 85 kilos de peso, en esta temporada 2021-2022 ha vestido la camiseta blanquiverde en 12 encuentros de la Liga Sacyr Asobal, en los que ha anotado 17 goles en 24 lanzamientos (un 71% de eficacia). Su debut con el primer equipo se produjo en la campaña anterior, en la que disputó cinco partidos, marcando un gol.

En palabras del director deportivo de la sección de Balonmano de la S.C.D.R. Anaitasuna, Carlos García, supone una enorme alegría que un nuevo canterano ascienda al primer equipo. “No nos cansamos de decir que, para nosotros, el valor de nuestra escuela es fundamental. Y lo demostramos con hechos, como el contrato que hemos firmado con Adrián. Queremos que cualquier niño o niña que entrene en nuestro club vea que, con esfuerzo, trabajo y, sobre todo, mucha pasión, llegar hasta la élite es posible. Y en ese camino, Anaitasuna siempre va a estar a su lado”, ha subrayado.

Para el entrenador del equipo, Quique Domínguez, Ortiz llama la atención, primeramente, por tener “una planta de jugador de balonmano terrible, sobre todo, siendo extremo”. “Es un jugador con una antropometría y unas características físicas que le hacen ser un extremo alto, con envergadura y, por lo tanto, en ciertos aspectos, un poco atípico”, refleja.

Además, el técnico indica que destacan mucho su calidad de lanzamiento y los recursos que emplea para, “en situaciones complicadas, con poco ángulo, inventarse tiros de mucha calidad y habilidad, difíciles para el portero”. Sin embargo, apunta que eso puede jugar en su contra: “Como él sabe que tiene esa calidad, a veces abusa un poco de esos lanzamientos de recurso, y eso es algo que tiene que ir mejorando”.

En esta temporada y debido a las lesiones y al tiempo que han estado fuera del equipo Martín Ganuza y Carlos Chocarro, Ortiz ha podido disfrutar de más minutos y más participación. Y, según Domínguez, el canterano ha respondido “de manera espectacular, con una gran efectividad y aportando mucho al equipo en partidos importantes, contribuyendo a sumar puntos decisivos”.

“UN SUEÑO CUMPLIDO”

“Creo que, en la primera vuelta, su participación ha sido muy positiva y, a día de hoy, su integración en el equipo es muy alta, ya que es uno de esos jugadores que son fáciles de entrenar, que siempre está comprometido y demuestra una buena predisposición, ya que trata de sumar y hace poco ruido”, argumenta el entrenador del conjunto navarro, que concluye: “Creo que se ha ganado a pulso esta inclusión de pleno derecho en el primer equipo, y confiamos mucho en él de cara al futuro”.

El propio Ortiz, por su parte, ha explicado que convertirse en jugador de Helvetia Anaitasuna es “un sueño cumplido”. “Soñaba con eso desde que empecé a jugar allá por el año 2008, cuando era alevín y, al ver a los mayores, me preguntaba si alguna vez llegaría a estar donde estaban ellos. Y así ha sido, después de muchos años y tras mucho trabajo y mucho compromiso. Para mí, esto es un premio y ahora solo pienso en disfrutarlo y vivir cada momento como si fuese el último”, ha expuesto.

En este momento, de la plantilla del primer equipo, proceden de la cantera de Anaitasuna Álvaro Gastón, Marcos Cancio, Antonio Bazán, Martín Ganuza, Xabier Etxeberria, Aitor García, Carlos Chocarro, Ander Izquierdo y Adrián Ortiz.

X