IGUALDAD

NUESTRO COMPROMISO CON LA IGUALDAD

En la S.C.D.R. Anaitasuna, somos conscientes de que nuestra gestión tiene que estar en consonancia con las necesidades y demandas de la sociedad. Nos queremos posicionar en una actividad laboral libre de discriminaciones de género y contribuir al avance hacia una sociedad en la que la igualdad sea real y efectiva para todas las personas.

Por ello, la dirección de la sociedad ha asumido el compromiso para la elaboración, trabajando conjuntamente con la representación legal de los trabajadores y las trabajadoras, del primer Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres de nuestra organización, siguiendo las directrices que marca la legislación en la materia y, por tanto, con sujeción absoluta a la integración del principio de igualdad de trato y de oportunidades, tal y como se recoge en la Ley Orgánica 3/2007.

Con este plan, asumimos la igualdad como un principio estratégico de nuestra política corporativa y de recursos humanos. Somos conscientes del reto que se nos plantea y afrontamos la implantación como una mejora más de nuestro sistema de gestión, que tendrá un impacto sin duda positivo en la estructura interna y en las relaciones de la organización de manera más externa.

Declaramos nuestro compromiso con la igualdad real y de oportunidad de mujeres y hombres, apostando por el establecimiento de medidas y políticas de igualdad de trato y de oportunidades entre nuestras empleadas y empleados, sin incurrir en discriminaciones directas o indirectas por razón de género.

Esperamos que el compromiso que adquirimos desde la dirección alcance a todas las personas vinculadas a la S.C.D.R. Anaitasuna y podamos ser un empuje común hacia la igualdad real.

 

COMPROMISO DE LA SOCIEDAD

La S.C.D.R. declara su compromiso con la igualdad real y de oportunidades entre mujeres y hombres, en el sentido de apostar por el establecimiento y desarrollo de políticas de igualdad de trato y de oportunidades entre empleadas y empleados, sin incurrir en discriminaciones directas o indirectas por razón de género.

Este compromiso supone la participación activa y protagonista de las personas en los procesos de reflexión y en la implantación de cambios efectivos en la organización.

El presente plan de igualdad, en consecuencia, es la materialización del compromiso de la entidad con la adopción de medidas activas concretas en favor de la igualdad de mujeres y hombres en la empresa.

En concreto, lo que se pretende con su adopción es adquirir el compromiso de la empresa con todas las trabajadoras y todos los trabajadores respecto a la garantía de la igualdad real en el acceso al empleo, en la clasificación profesional, en la formación y en la promoción. La coherencia de la empresa con la igualdad retributiva; la necesidad de garantizar una conciliación desde la corresponsabilidad; así como el compromiso de la empresa con la prevención y erradicación de los riesgos psicosociales, en general; y la violencia en el trabajo y el acoso en particular.

Respecto a la comunicación, tanto interna como externa, se informará de todas las medidas que se adopten a toda la plantilla de la empresa. Además, se proyectará una imagen de la empresa acorde con ese principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

A tales efectos, se contacta con la representación de los trabajadores, a fin de negociar el diagnóstico y, con posterioridad, el Plan de Igualdad.

X