NATACIÓN SINCRONIZADA

INTRODUCCIÓN

En Natación Sincronizada iniciación vamos aprendiendo las bases de “sincro”, es decir, vamos conociendo la manera de relacionarnos con el agua y cómo adaptarnos a ella para, poco a poco, poder empezar a montar bailes y un contenido más artístico y técnico. Conforme vamos interiorizando el movimiento del cuerpo dentro del agua, intentamos formar un equipo en el que sientan que les aportamos lo que cada una necesita y a la vez avancemos en equipo y no tanto individualmente creando así un espacio agradable. 

Pretendemos que en esa hora y media hagan deporte, vayan conociendo la “sincro” y a la vez que estén a gusto tanto con lo que hacemos como entre ellas. Para ello calentamos (aprovechando para conversar), nos metemos en el agua y vamos aprendiendo nuevo contenido. Por último, hacemos alguna actividad que les apetezca o creamos algún baile tanto como para que tengan oportunidad de guiar un poco el entrenamiento como para que salgan con un buen sabor de boca.

En natación sincronizada desde iniciación hasta infantiles vamos aprendiendo técnicas que nos ayudan a coordinarnos como grupo.

Lo que intentamos con la actividad de “sincro”, sobre todo, es que aprendan a ser un equipo. Es decir, que sean una piña, que todos tengan su espacio para aportar ideas. Pero, sobre todo, primamos la diversión.

Aunque también hay veces que se mete caña al tema físico. Sin embargo, hay momentos en los que nos centramos en elementos de “sincro” a través de juegos o ejercicios más divertidos y de los cuales se aprenden muchas cosas.

En natación artística, categoría junior y absoluta, seguimos aprendiendo técnica tanto individual (con las figuras), como en equipo (con las rutinas), implementando el trabajo de apnea, fuerza, flexibilidad, resistencia y artística, tanto en salas como en piscina. Hacemos hincapié en la importancia del grupo como unidad de apoyo, camaradería y de desarrollo de las capacidades que cada individuo puede aportar al equipo.

X