Helvetia Anaitasuna recupera para la próxima temporada a Julen Elustondo

Cuatro años después, el central pamplonés regresa al club en el que comenzó a jugar a los nueve años

Helvetia Anaitasuna sumará la próxima temporada un nuevo refuerzo para su primera línea, al recuperar a Julen Elustondo Martín. El central pamplonés regresa así al que fuera su club desde que comenzó a practicar balonmano a los nueve años hasta el 2018, momento en el que pasó a formar parte del C.B. Villa de Aranda.

Elustondo, de 25 años, 187 centímetros de altura y 89 kilos de peso, ha permanecido cuatro temporadas vistiendo la camiseta del club burgalés, en el que ha destacado por su polivalencia, al resultar efectivo tanto en los dos laterales como en el puesto de central.

Para el conjunto navarro, el joven pamplonés llega para, precisamente, aportar esa polivalencia en los puestos ofensivos, ayudando a los jugadores que dirijan el juego ofensivo de Helvetia Anaitasuna. El objetivo es que continúe progresando y colabore tanto en las labores de ataque como de defensa.

Forjado en la cantera de Anaitasuna desde niño, Elustondo conoce perfectamente la filosofía del conjunto pamplonés y regresa con el ánimo de demostrar su crecimiento como jugador en estos cuatro años, desde que salió del equipo de Asobal que en ese momento entrenaba Juanto Apezetxea.

Para el director deportivo de la sección de Balonmano de la S.C.D.R. Anaitasuna, Carlos García, retomar la relación con Elustondo constituye una gran alegría, porque “recuperamos a una persona que desde que era pequeña se ha nutrido de los valores que nos definen y que ha luchado mucho por defender nuestros colores”. “Para nosotros, contar en nuestra plantilla con otro canterano más es un motivo de orgullo, ya que es la base de nuestra naturaleza como club”, apuntilla.

Su periplo fuera del club navarro en estos cuatro años es otra de las formas de terminar de forjar a los canteranos del club, ya que hay jugadores que necesitan crecer y foguearse en una categoría superior a la de Primera Nacional, antes de poder recalar en las filas del conjunto de la liga Sacyr Asobal.

Elustondo asegura que regresar a Helvetia Anaitasuna significa volver a un club que lo ha visto crecer desde que comenzó en el balonmano. “Es un paso importante en mi carrera deportiva, porque vuelvo a jugar en la máxima categoría y en la Catedral del balonmano navarro”, expone el central, que ha competido estos últimos años en División de Honor Plata.

Sobre su juego en el cuadro burgalés, afirma que en estos cuatro años ha estado formando parte de toda la primera línea: “Me considero un jugador polivalente, que puede aportar en diferentes posiciones tanto en ataque como en defensa. Llego al equipo con la intención de ayudar y de aportar en todo lo posible, aunque, después, será el entrenador el que defina lo que espera de mí”.

Por último, reconoce que, desde que salió de Helvetia Anaitasuna, siempre ha seguido al club. “Conozco a los jugadores de la tierra y, en particular, a los de la cantera, con los que he jugado y he mantenido el contacto estos años”, revela, al tiempo que manifiesta que “se aprecia que, año a año, en el equipo han ido dando pasos que se han traducido en los resultados tanto deportivos como en la mejora de la estructura”. En su opinión, en Anaitasuna “han creado un proyecto muy sólido y tienen las ideas muy claras, lo que queda demostrado, por ejemplo, por el hecho de que una empresa tan importante como Helvetia lleve tantos años apoyando al club”.

El fichaje de Elustondo supone el primer refuerzo para el equipo navarro de cara a la próxima campaña, en la que ya no formarán parte del equipo los ya citados Izquierdo y Del Arco, además de Héctor González. Sí que se ha firmado ya la renovación de Torriko, Juan Bar y Martín Ganuza, además de que el técnico Quique Domínguez continuará vinculado al conjunto verdiblanco las próximas tres temporadas.

X