La churrería La Mañueta se hace con la Pancarta de Oro de la Peña Anaitasuna

La familia dueña del negocio recibió el cheque de 600 euros e indicó que donará esa cantidad a la Asociación Navarra de Autismo

Cada vez queda menos para que vuelvan a celebrarse los Sanfermines, después de dos años de parón a causa de la pandemia, y la Peña Anaitasuna, como acto previo a las fiestas, entregó el pasado sábado, durante el Día de la Peña, la Pancarta de Oro, que este año recayó en la churrería La Mañueta.

Como en anteriores ediciones, la junta de la peña trasladó a todos los socios tres entidades candidatas a recibir el premio: la citada churrería, la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo de Pamplona y la Asociación de Autismo de Navarra. Tras una votación de los socios, la ganadora fue la churrería La Mañueta.

En las instalaciones de la peña y antes de que comenzará su programa de actividades festivas (con vermú, comida popular, ronda con la txaranga, café concierto…), los tres hijos y la hija (Tito, Elías, Fermín y Ana) de la dueña de la churrería recibieron de manos del presidente de la peña, Alfonso Echarte, el cheque gigante por valor de 600 euros. Con este detalle, se aplaudió el papel tan emblemático que este negocio tiene en las Fiestas de San Fermín. Además, este 2022 cumple 150 años desde que abrió sus puertas (que no siempre han estado en la calle La Mañueta) para “endulzar las mañanas de San Fermín”, tal y como indicó Echarte durante la ceremonia de entrega, en la que también se les dio una placa con la imagen de la pancarta de la Peña Anaitasuna del pasado año.

Uno de los hijos de la dueña, Fermín Elizalde, recogió el galardón e indicó que donarán el dinero a la Asociación Navarra de Autismo. Elizalde no estuvo solo, ya que, además de los hermanos de la familia Elizalde Fermández, recibió el cariño de diversos trabajadores de la churrería y familiares. Durante el acto también intervino, por parte de la peña, Paula Rodríguez, que recordó como la churrería abrió en el año 1872 en la calle Curia. “Desde ese momento, siempre han sido un referente de la historia sanferminera, a la que han contribuido y aportado de manera destacada”, subrayó.

En su turno de palabra después de recibir la placa, Fermín Elizalde, en nombre de la familia, dijo que había pasado muchos nervios la noche anterior. “Es un honor que nunca hubiéramos imaginado. Mi madre (Paulina Fernández), que está cerca de cumplir los 100 años, hubiera tocado el cielo de haber podido venir y ser consciente de recibir la Pancarta de Oro”, afirmó.

NUEVA TRADICIÓN

Este año, la Peña Anaitasuna comenzó también un nuevo acto, con la pretensión de realizarlo, a partir de ahora, todos los años. Se trata de entregar un carné y un pañuelo festivo a los hijos de los socios que hayan nacido desde el año anterior. En este caso, repartieron cuatro carnés y pañuelos a sendos niños que habían nacido en estos años de pandemia, desde el 2020.

Durante el día, los socios de la peña y todos los que quisieron acompañarlos disfrutaron de un emotivo día festivo. A la comida se unieron 70 personas, aunque en los actos posteriores, la afluencia fue mucho mayor.

X