La Peña Anaitasuna entrega su Pancarta de Oro a la Txaranga Malatxo

La agrupación lleva dos décadas amenizando con su música a los miembros de la peña

El pasado fin de semana fue especial para los integrantes de la Txaranga Malatxo, ya que, después de dos años sin poder salir a la calle a consecuencia de la pandemia de la Covid-19, volvieron a sentir la adrenalina. Esta vez, para recoger la Pancarta de Oro que le entregó la Peña Anaitasuna junto a un cheque por valor de 600 euros.

Son ya 20 años lo que dura la relación entre esta txaranga y la peña del club navarro. Una relación que se estrecha cada vez más, según apuntó el director de la agrupación, Iñaki Sádaba: “Más que la peña que nos contrata para los Sanfermines, ellos son nuestra cuadrilla en Pamplona”. En el momento de recoger el premio, tuvo palabras para los miembros que ya no están con ellos. “Este reconocimiento no solo es para los que formamos parte ahora de la txaranga, sino para todos los que han pasado por ella durante estos 25 años que llevamos de vida. Para nosotros, es un orgullo que se nos reconozca”, comentó, al tiempo que deseó que su existencia siga prolongándose. “Veinticinco años más o todos los que se pueda”, agregó.

El nacimiento de la txaranga, en la que ahora están 15 personas, se fraguó en 1997, como una especie de escisión de La Tafallesa. El nombre procede de Pueyo y hace referencia a un personaje mitológico de esa localidad. El motivo para escogerla es que fue allí donde salieron a tocar por primera vez. Poco antes del cambio de siglo fue cuando comenzaron a acompañar a las peñas de San Fermín durante las fiestas de la capital navarra.

Si miran al futuro, Sábada cree que podrán regresar a las calles. “Tenemos una gran ilusión por regresar a Pamplona el próximo 7 de julio, para disfrutar de unos Sanfermines como los de antes”, apuntó. Y habrá más novedades, puesto que en el calendario está también la celebración de su 25º aniversario.

X