Txumarra permanece ya en el recuerdo dentro de la ermita de Santa Cruz, en la cima del monte Sarbil

La sección de Montaña colocó una placa en su honor dentro del edificio durante la fiesta de la Finalista

Jesús María Garísoain, Txumarra, antiguo delegado durante casi medio siglo de la sección de Montaña de la S.C.D.R. Anaitasuna, y que falleció el pasado mes de febrero, cuenta ya con una placa en su honor dentro de la ermita de Santa Cruz, ubicada en la cima del monte Sarbil.

Los miembros de la sección quisieron de esta manera rendirle un emotivo homenaje al que durante tanto tiempo estuvo manejando las riendas de Montaña y que, gracias a su iniciativa y tesón incansables, sacó adelante variadas e importantes actividades, como la Marcha a San Cristóbal, la Semana de Cine de Montaña o la Travesía del Pirineo.

Aprovechando el acto de la LXIII Finalista, después de la entrega de medallas se organizó un evento para que todo el que lo deseara participara también en este homenaje a Txumarra.

A las 9 horas del pasado domingo, 8 de mayo, un centenar de personas partió de Muniáin de Guesálaz hacia la cima del monte Sarbil, donde tantas veces había acudido Txumarra, cuando su estado físico se lo permitía, para celebrar la Finalista. En esta ocasión, el clima acompañó y los que se acercaron hasta allí disfrutaron de un día soleado.

Una vez en la cima, se procedió a la entrega de medallas y, ya dentro de la ermita, se descubrió la placa, que se había colocado unos días antes en una de las paredes del edificio. En la placa aparece una foto de Lakartxela y Keleta nevados, con un perfil a la derecha de la imagen de Txumarra. Junto a ellos, se puede leer en castellano y en euskera un mensaje de agradecimiento: “Gracias, Txumarra, por habernos transmitido, con tu incansable labor, el amor a la Montaña”.

Desde la sección de Montaña de Anaitasuna explican que decidieron realizar el homenaje durante la Finalista para efectuar ese acto de recuerdo en el monte, que es lo que le hubiera gustado a Txumarra. Para organizarlo, se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Muniáin de Guesálaz, cuyos miembros colaboraron enormemente para que todo saliera a la perfección. “Se portaron de maravilla preparando las mesas y asando la comida, por lo que les estamos muy agradecidos”, expone Miguel Pueyo, miembro de la sección de Montaña de Anaitasuna.

DISCURSOS Y ENTREGA DE FLORES

Tras el acto que se hizo a Txumarra en la cima del monte, se bajó hasta la citada localidad, donde el propio Pueyo pronunció unas palabras en recuerdo de Txumarra. “Todos teníamos muy claro que, cuando se acercaba alguna actividad, Txumarra nos iba a llamar por teléfono. Él dirigía a todos los colaboradores y todos sabíamos que nos iba a llamar. Hoy nos ha llamado para que estemos todos aquí“, dijo.

Después, su hija Amaia leyó un escrito de Paco Roda, columnista de Diario de Noticias y antiguo colaboradora de la Travesía del Pirineo. Por último, tomó la palabra la presidenta de la S.C.D.R. Anaitasuna, Mertxe López, que subrayó que la sección de Montaña es una de las más antiguas del club, además de hacer hincapié en la importancia que tuvo la figura de Txumarra en ella.

Tras los discursos, se entregó un ramo de flores junto a una mesa en la que se había colocado una gran foto de Txumarra, y una pareja de dantzaris, al son del txtistu, bailó un aurresku en su honor. Después, todos los asistentes, cerca de 200 personas, disfrutaron de un hamaiketako amenizado con música.

Para finalizar el evento, sonaron las campanas de la iglesia de Muniáin de Guesálaz, un hecho que solo se reserva para los momentos importantes, y algunos jóvenes del pueblo lanzaron cohetes desde un balcón, para que la despedida a Txumarra no se hiciera con tristeza, sino con la alegría de haberlo conocido.

Puedes acceder a la galería de imágenes del acto a través de este enlace.

X