Anaitasuna, recibido en el Ayuntamiento de Pamplona para homenajear su 75º aniversario

Concejales de todas las fuerzas políticas con representación municipal han participado en un acto para subrayar la importancia del club en la capital navarra

El Salón de Recepciones de la Casa Consistorial ha acogido este jueves, 9 de septiembre, un acto de reconocimiento a la Sociedad Cultural Deportivo Recreativa Anaitasuna en el 75º aniversario de su creación. El alcalde, Enrique Maya, y miembros de la corporación municipal, han recibido a los principales representantes de la entidad pamplonesa, a los que se ha hecho entrega de una reproducción a escala de la fachada de la Casa Consistorial. La presidenta de la sociedad, Mertxe López, ha obsequiado a los representantes municipales con un pañuelo enmarcado con el escudo de la entidad conmemorativo de este aniversario.

El regidor municipal ha tomado primero la palabra para felicitar a la entidad, que actualmente cuenta con más de 8.000 socios, y también lo ha hecho su presidenta, que en este acto ha estado acompañada por el vicepresidente, Iñaki Garralda; su tesorero, Eduardo Uterga; la secretaria, Mirian Rivas; los miembros de la junta directiva Natividad Díaz y Miguel Goñi; así como la directora de Anaitasuna, Ana Caspistegui; y Carmen Caballero y Javier García, en representación de la compañía Helvetia, principal patrocinador de la sección de balonmano, que cuenta con un representación en la Liga ASOBAL.

El nacimiento de la sociedad se remonta a agosto de 1946, cuando los equipos de fútbol Hércules y Academia Mosquera decidieron unir sus caminos. Su primer presidente fue Antonio Mosquera, que ocupó el cargo desde 1949 hasta 1956. El número de asociados en aquellos años no iba más allá de los 70 miembros. Las primeras reuniones se celebraban en un local ubicado en la calle Paulino Caballero, y luego se trasladarían a San Gregorio, en el lugar en el que actualmente se encuentra el hotel Ciudadela. Aunque la razón de ser inicial del club fue el fútbol, progresivamente fueron surgiendo equipos de baloncesto, ciclismo, ping-pong, balonmano y pelota. Tres años después de su fundación, en 1949, se creó la sección de peña de San Fermín, que ese mismo año salió por primera vez en las fiestas. En estos momentos, esta división de Anaitasuna cuenta con un total de 217 miembros.

En la séptima década de su historia, Anaitasuna está acometiendo un ambicioso plan de renovación y reforma. Incluye la realización de varias obras, como la instalación de un segundo ascensor, vestuarios de personal, reforma de la sala de halterofilia, de los vestuarios y aseos del pabellón, así como del palco y de zonas de barra. También está proyectada la construcción de nuevas salas de actividades y asadores, la modificación de despachos de administración, la ampliación de vestuarios generales de mujeres y la eliminación de barreras arquitectónicas en algunos puntos clave de las instalaciones.

En su intervención, Mertxe López ha querido subrayar la relación tan cercana que une a Anaitasuna con la ciudad de Pamplona y cómo esta vinculación se ha ido haciendo fuerte con el paso de los años, ya que, para muchos pamploneses, las instalaciones de la sociedad han sido lugares en los que han vivido experiencias muy relevantes en sus vidas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de S.C.D.R. Anaitasuna (@s.c.d.r.anaitasuna)

X